La respiración durante los ejercicios de pilates

 In Blog

Durante la práctica de ejercicios de pilates en Albacete, es importante que mantengamos una correcta respiración. Lo mismo ocurre cuando realizamos cualquier tipo de actividad física. Si no somos conscientes de nuestra respiración o no la adecuamos correctamente a cada ejercicio, terminaremos por cansarnos antes de tiempo e, incluso, podemos llegar a marearnos, tanto por no oxigenarnos lo suficiente como por hiperventilarnos.

La gestión de la respiración durante el deporte

La mala oxigenación en la práctica deportiva hará que nos fatiguemos rápidamente y no consigamos un rendimiento adecuado. Para corregir esto, será preciso que llevemos a cabo ejercicios de respiración consciente con el fin de adecuarnos a respirar bien de manera automática cuando iniciemos cualquier ejercicio.

Debemos tener en cuenta que no será lo mismo respirar durante una carrera que mientras realizamos ejercicios básicos de pilates. De este modo, percibiremos que en reposo nuestra forma de respirar es muy distinta. El objetivo es corregir la forma de oxigenación durante la actividad física. Para ello, será necesario recurrir a una sencilla práctica respiratoria con la que seremos capaces de percibir el funcionamiento de nuestro cuerpo.

precio de pilates en albacete | Studio Pilates Calle Ancha

La respiración consciente en pilates

Este tipo de respiración hace referencia a la necesidad de concentrarnos durante su proceso con el fin de tomar consciencia sobre la misma. Para ello, iniciaremos con una velocidad lenta que nos ayudará a relajarnos y a comprobar qué áreas de nuestro cuerpo interactúan.

Durante nuestra actividad en pilates, necesitamos que trabaje el tórax. Al aumentar su tamaño, estamos permitiendo que los músculos del abdomen entren en funcionamiento sin que este se llegue a hinchar, como suele ocurrir de manera inconsciente, cuando estamos descansando. Al llevar a cabo esta forma de tomar aire, logramos proteger nuestra columna, ya que los músculos abdominales servirán de base para nuestro cuerpo.

Cuando inhalamos por la nariz y llenamos la caja torácica de aire, ayudamos a que se expanda el tórax, ganando así mayor capacidad pulmonar, tan necesaria para mejorar nuestra salud y condición física, que requiere de la correcta oxigenación. En el momento de exhalar, sentiremos las costillas contrayéndose, ayudando a vaciar los pulmones. El secreto está en realizar este ejercicio respiratorio de manera natural, aliviando cualquier estrés, ya que este puede hacer que nos falte el aire.

Cuerpo y mente unidas por la respiración

Debemos tener en cuenta que, durante las clases de pilates en Albacete, es necesario dejar nuestra mente en blanco o, por lo menos, abandonar los problemas que nos afectan para que nuestra mente ayude a nuestro cuerpo en una perfecta compenetración.

En una prueba previa, adoptaremos una postura sentada, con la espalda recta y, preferiblemente, apoyada en la pared. Vamos a realizar una inspiración lenta a la vez que profunda. Al mismo tiempo, con ayuda de nuestras manos, intentaremos que el vientre no se extienda para que el diafragma sea el que realice todo el trabajo. A continuación, exhalaremos, también de manera lenta, el aire por la boca.

respiración en pilates

Adecuar la respiración al movimiento muscular, nos servirá para que ganemos en resistencia y no nos agotemos rápidamente. Cuando esto sucede es porque la oxigenación nos ha fallado o mostramos demasiado estrés durante la práctica de la actividad física.

No siempre es sencillo cambiar los hábitos respiratorios adaptándolos a nuestros momentos de relax o durante el deporte. Con la práctica, estos cambios dejarán de costarnos. Se nos puede olvidar respirar correctamente durante nuestras primeras sesiones de pilates, pero, con la ayuda de los fisioterapeutas especializados en esta disciplina salvaremos este problema tan común en los principiantes.

Cuando acudimos a los expertos adecuados en pilates, contamos con una atención personalizada, donde se nos canalizan nuestros problemas y patologías, con el fin de indicarnos una rutina adecuada a nuestras necesidades. Así, en el momento en que aprendemos a manejar la respiración, estamos garantizando un ejercicio que solo puede darnos beneficios.

Recommended Posts

Dejar un comentario